Sin categorizar
Noticias del RCM (2019),
«Mejorando los cuidados, compartiendo buenas ideas»

Levanto los ojos y solo veo recuerdos. El mismo reloj de pared, los mismos cuadros, los mismos utensilios de cocina.

Yo encontré este lugar. Aquí viví en medio del campo durante casi 10 años, construimos esta casa que  diseñé en un papel blanco y con una regla del colegio, mi hija pequeña nació aquí, esta parcela fue lugar de grandes eventos de familiares, como la boda de mi hermana, aquí realizamos encuentros de comadres y amigas.

Cuando me separé, y me fui primero a Belfast con las niñas, él se quedó viviendo en nuestra casa familiar y así sigue siendo. Años después, me encuentro en esta mañana de septiembre después de ver el amanecer desde la terraza, aquí estoy pasando unos días en esta casa con mis hijas y mi actual pareja. Todos en “amor y compañía” con un respeto inmenso de lo que fue y de lo que hoy es.
La gente me dice “hay que llevarse bien con tu ex por las hijas”. Yo no lo siento así. Nos llevamos bien por el hermoso tiempo que vivimos juntos, por lo que construimos, por el amor que nos tenemos mutuamente aunque ya no exista el deseo físico o el querer compartir la vida diaria. Nos queremos aún estando cada uno con parejas diferentes, decidimos desde el minuto 1 cuidar siempre de nuestra AMISTAD.

Creo que estas son las relaciones normales para muchas de nosotras, que está cambiando la forma de relacionarnos a todos los niveles y también en el parto. Tú sabes que la atención al parto está mejorando en favor de las mujeres y sus familias.

En quirófano el cambio tarda un poco más en llegar pero también la humanización, evidencia y derechos humanos poco a poco se están haciendo notar.

En Inglaterra por ejemplo,  realizar piel con piel en un parto por cesárea es habitual desde hace años y una práctica totalmente asimilada por la robusta evidencia que apoya sus beneficios. De la misma manera el pinzamiento del cordón cuando para de latir son prácticas comunes del día a día. Quirófano no está considerado “tierra de anestesista dónde se sigue su voluntad” si no que el equipo multidisciplinar al completo participa de las mejoras una vez demostrado su evidencia clínica para la madre y el bebé.

Quiero compartir dos ejemplos que estudiantes de matronas y compañeros han realizado y han conseguido cambiar las prácticas. Espero que te resulte de inspiración para tu lugar de trabajo, dónde quizá te toque ser la persona que inicie un movimiento de avance.
El primer ejemplo fue publicado en la revista del Royal College of Midwives el pasado mes de mayo (2019). Describe como en el 2018,  Alison Brindle una estudiante de último curso de matronas de la University Central Lancashire en Preston, escribió su nombre y su posición en su gorro durante sus prácticas en  paritorio. Escribió su nombre y su posición para ayudar a «humanizar los cuidados dados a las mujeres y a sus acompañantes a tener una mejor experiencia del parto». Ella no tenía ni idea de que había comenzado el movimiento #TheatreCapChallenge.

Alison se dio cuenta que: «tener la capacidad de reconocer a alguien cuando estas en un quirófano puede ayudar a hacerte sentir un poco más cómodo y también hace que el paciente se dé cuenta del puesto y trabajo que cada persona tiene que hacer en quirófano».
La idea se difundió rápidamente en las redes sociales y Alison junto a la coordinadora del paritorio donde trabaja presentaron su idea en la conferencia del Royal College of Midwives el pasado Octubre del 2018.

#Hola mi nombre es Alison, matrona.

El segundo ejemplo que quiero compartir contigo es cómo han llegado muchas unidades obstétricas a realizar cambios en paritorio.
“Think outside the box” es una metáfora que significa pensar diferente, de manera no convencional o desde una nueva perspectiva. El Royal Derby Hospital (Inglaterra) y su equipo “Birth outside the Box Team” han realizado importantes cambios para la mujer después de que varios compañeros se hayan subido a una camilla, recorrido los pasillos tumbados hasta llegar a paritorio y se hayan puesto en el lugar de la mujer, grabando el video “El camino a quirófano”.

Este equipo mantiene que en el 2016 el 33% de las mujeres han sido trasladadas a quirófano por cesárea, extracción manual de placenta/membranas o reparación perineal. Esta cifra no incluye los partos instrumentales, ¡un número importante de mujeres! por supuesto que la salud de las mujeres es nuestra prioridad, de todas formas:

“Una mamá y un bebé sano es importante, pero no es lo único que importa (Milli Hill, The Positive Birth Movement, 2016).

Aquí puedes ver el video que han publicado en Youtube sobre su trabajo https://www.youtube.com/watch?v=aJmfQ69UfG8&feature=youtu.be

Estos profesionales querían que quirófano fuese menos aterrador para las mujeres y más amigable para las familias y mejor para las mamás y los bebés. El parto en quirófano sigue siendo una experiencia de parto y debe ser lo mejor que podamos.
Como se puede observar el punto de vista de la mujer tumbada en una camilla es bien diferente al nuestro, con pequeños cambios podemos hacer una diferencia importante.
¿Cómo podrías crear una experiencia diferente para las mujeres que cuidas?

“La gente olvidará lo que dices, la gente olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidarán como les hiciste sentir”, Maya Angelou

Como ves hay acciones sencillas que podemos hacer, Alison la estudiante de matrona o el equipo del Hospital Royal Derby son dos casos para reflexionar y ponernos en la piel del otro. El mundo está cambiando a cada paso. Nuestras relaciones con los demás en la vida personal y profesional deben también cambiar de manera positiva si lo que queremos en un mundo mejor.

REFERENCIAS

Podéis compartir vuestras opiniones y aportaciones en este blog o en nuestras redes sociales. https://helenaeyimi.com/

¡Nos encantaría saber vuestros puntos de vista!

Con cariño y admiración

Helena Eyimi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario