by helena

La matrona y el sindrome de la impostora

Querida compañera,

hoy es domingo 13 de Noviembre del 2022, sé que mañana estas palabras saldrán en la Newsletter semanal que llevamos publicando desde el 2018.

Estas semanas se están pasando VOLANDO, los días, los meses tantas actividades y eventos que casi no me da tiempo a asimilar lo que estoy viviendo ¿te ha pasado algo parecido?.

Por ejemplo, en el asunto de mi trabajo con las Naciones Unidas. Con este tema siento la necesidad imperiosa de contactar contigo a otro nivel. En este mundo de distracciones, pantallas y notificaciones guardo la esperanza que leas estas letras hasta el final y me ayudes. Llevo unos meses que no paro de crear y de aprender. Jamás pensé que sería capaz de hacer lo que estoy haciendo y a veces me reconozco en el nuevo el término “El síndrome de la impostora” ¿pero qué hace una matrona de Talavera en la ONU?.

Trabajo con un equipo de expertas en diferentes ámbitos y cada vez que me reúno con ellas me siento como una niña pequeña asombrándose con los ojos abiertos de par en par.

Una de mis compañeras es capaz de manejar los pensamientos de un secuestrador o un terrorista, otra analiza en una frase los resultados de encuestas de millones de personas, otra se enfoca en los primeros auxilios en zonas de combate de países en guerra. Y yo entre todas ellas representando a la profesional sanitaria con la salud de la mujer en el centro de los cuidados.

Mi labor es la formación de todos los médicos y enfermeras referente a temas de salud y mujer. Eso es justo lo que hacemos las matronas, ¿entonces por qué al inicio me sentía que estaba fuera de lugar?

El año que viene, a mediados del 2023, mi trabajo de más de un año saldrá a la luz después de muchas horas de ordenador y de reuniones. Lanzaremos el segundo prototipo y analizaremos los feedback para retocar el producto, esto ya lo hicimos hace un año y ahora toca la segunda ronda. Es importante estar seguros de que la formación es exactamente lo que el equipo de sanitarios necesita para su desarrollo profesional. Por una parte estoy deseando leer sus opiniones y por otra tengo un poco de miedo…pero ¿de que tengo miedo?? ¡¡pues es que ni yo misma lo sé!! quizá de equivocarme, de que no sea el nivel que esperan.

Pero lo que sí sé es que ayuda muchísimo escribirlo, saber que lo leerás y que quizá te apetezca contarme una situación profesional en la que te haya sucedido algo parecido.

Yo seré la mejor para darte ánimo!! espero que ahora me los des tú a mí.

Con todo mi cariño;

Helena Eyimi ♥️