Incontinencia y aislamiento en casa

No a todas las personas les gusta estar en la calle. A muchas la reclusión en casa les parece un alivio y la vida social les resulta una tortura, mirándolo de este modo estos tiempos que corren pueden ser un descanso. De manera especial el aislamiento para las mujeres que sufren incontinencia fecal o urinaria después del parto puede ser una práctica habitual.

La fundación MASIC 1 trabaja incansablemente con un equipo multidisciplinar con mujeres que tienen secuelas para ayudares en su vida diaria, las consecuencias de tener incontinencia anal son recogidas anónimamente en sus reuniones. Uno de los objetivos del encuentro es hacer publico y describir el impacto social, psicológico y emocional después de sufrir trauma del esfínter anal durante el parto. Es importante destacar la fuerza de estos testimonios, poner atención a como las madres se describen a si mismas, como lo afrontan y cuáles son los factores que ayudan en su recuperación 2

A continuación se describe brevemente el impacto a salir de casa, la relación con la pareja y la vida profesional.

Debbie cuenta su experiencia después de sufrir un desgarro severo después del parto.

En casa y sin control de esfínteres

Muchas mujeres que sufren incontinencia de esfínteres se aíslan por sentimientos de miedo o vergüenza. Las mujeres afirman falta de dignidad y una sensación de sentirse constantemente “sucia” que domina por completo sus vidas. La mayoría de ellas tienen extrema ansiedad ya que son incapaces de controlar sus esfínteres y pueden necesitar rápidamente un fácil acceso al servicio.3 Describen sentirse prisioneras en sus propios hogares con mucho miedo de salir a la calle o realizar un viaje. En la historia de Tia https://www.youtube.com/watch?v=UlU_BOsAwDQ ella misma relata lo siguiente:

“Me veía incapaz de socializar en otros grupos de madres con bebés, ya que no podía sentarme sin tener dolor durante 10 semanas. No podía hacer lo que mas amaba; montar a caballo, pasear a mi perro, ir a nadar… ”.

A parte de lo descrito, la función y responsabilidades como madre se ven gravemente alteradas ya que la incontinencia anal puede empeorar con cualquier ejercicio. De igual manera participar en actividades para familias cuando el hijo o hija empieza la escuela puede ser difíciles o imposibles, incluso ir al colegio para una reunion de madres y padres puede resultar terriblemente estresante si la madre tiene miedo de no poder contener gases o tener que
ir precipitadamente al baño. 4,5

Después del parto de su primera hija, Sarah (https://www.youtube.com/watch?v=0Py_AXffUa8) sufrió en silencio y sin sentirse preparada para compartirlo con nadie. Ella es una de las madres que vivió durante 4 años de incontinencia fecal hasta que fue a su médico de cabecera para pedir ayuda. En su historia relata lo siguiente:

“Me hubiera gustado conocer las posibles consecuencias a largo plazo del parto, incluso si los casos son relativamente raros. Sabía sobre la incontinencia urinaria, pero nunca oí sobre incontinencia fecal”.

Durante el trimestre de mi segundo embarazo, tenía pérdidas constantes.

Me he visto forzada a cancelar planes, a enfadar a mis niños no llevándoles con los amigos, mi vida ha tenido que continuar sin salir de casa.

En el caso de tener que salir de casa, tengo que saber dónde están los baños, cuantos hay y cuánto tiempo tardo el llegar a ellos. Siempre tengo un plan para ello; Llevo ropa limpia de repuesto y toallitas por si acaso. Todo esto depende de con cuantos niños estoy y si puedo ocultar “mi accidente” de los mayores”.

Claramente el caso de aislamiento e incontinencia de esfínteres puede mejorar con planes y estrategias que las mujeres aprenden a sobrellevar lo mejor que pueden.

Asuntos sexuales

La pareja de la mujer a menudo no entiende que está pasando. Puede pensar que la mujer se comporta con “secretismo”: Escondiendo sábanas manchadas, pasando mucho tiempo en el baño y constantemente lavándose o duchándose.

Si hablamos de la intimidad en la sexualidad, existe un tiempo de abstinencia después de tener un bebé que puede durar durante varios meses. El tiempo puede variar dependiendo de si ha habido una episiotomía o un desgarro doloroso, pero normalmente esta abstinencia no dura mas de un año.

Muchas parejas de mujeres pueden entender la situación durante los primeros meses , pero esto puede cambiar con el paso del tiempo. Se han observado comentarios anecdóticos diciendo que quieren saber por que “hacen excusas” o dejan de lado la vida sexual cuando antes era importante en su relación de pareja.

Las madres que sufren incontinencia anal, raramente inician ellas el acto sexual. Sienten de manera constante tener que lavarse o ducharse antes o después del sexo y deja de convertirse en un acto espontáneo. A menudo se convierte en una actividad dolorosa física y emocional.

En la mayoría de las culturas la sexualidad en la pareja es algo que “se espera o es previsible” y si esto no ocurre en la pareja puede haber problemas, teniendo un profundo impacto en la familia con consecuencias sociales y económicas.6

“Me preocupaba lo que mi marido podía sentir hacia mi o si querría intimar de nuevo conmigo”

Trabajo y vida social con escapes

Aquellas madres que tienen que regresar al trabajo pueden tener mucha dificultad para adaptarse. Habitualmente lleva bastante más tiempo la higiene personal de la mañana, tener un buen vaciado de heces antes de salir de casa puede llevar tiempo antes se sentirse completamente segura.

Existen aislamiento con los compañeros y  problemas a la hora de hablar sobre el porque de llegar tarde al trabajo, salir antes de tiempo o querer estar cerca del baño.

El transporte publico puede ser extremadamente difícil para algunas madres que necesitan ir al baño, conducir de camino al trabajo o simplemente la hora de la comida en el trabajo. Muchas mujeres declaran no comer nada hasta que llegan a casa, otras declaran tener pérdidas en sus trabajos tienen pérdidas cuando tienen que coger peso, correr o andar rápidamente. 

Ventosear en el trabajo cuando se está cerca de un cliente puede provocar ansiedad. La matrona Lia cuanta su propia experiencia: 
https://www.youtube.com/watch?v=x36CuiRLFBc 

“Iba a trabajar con miedo por si tenía un accidente, o tener que explicarle a una clienta el porque de irme corriendo. No me atrevía a decirles a la cara la verdad de lo que me estaba pasando”

Estas y muchas otras historias son las que las mujeres comparten el la consulta OASI con Shahla Bakhtiari, la matrona especialista de trauma perineal de Cambridge University Hospitals.7 Nosotras nos hacemos eco y desde Helena Eyimi Ltd formamos y actualizamos a las matronas para reducir las cifras de desgarros severos. 

En estos días de tanta incertidumbre en nuestro planeta no puedo dejar de pensar en que, tristemente existen muchas mujeres que se sienten agradecidas por no tener que salir de casa. Este artículo está dedicado a ellas.

  • 6 de cada 100 madres primerizas sufren un desgarro de tercer o cuarto grado durante el parto.
  • 4 de cada 10 seguirán teniendo secuelas después de 1 año del parto.8

Helena EyimiREFERENCIAS:

  1. The MASIC Foundation. Organización que ofrece apoyo a mujeres que han sufrido desgarros severos  https://masic.org.uk/
  2. Keighley MRB, Perston Y, Bradshaw E, Hayes J, Keighley DM, Webb S. The social, psychological, emotional morbidity and adjustment techniques for women with anal incontinence following Obstetric Anal Sphincter Injury: use of a word picture to identify a hidden syndrome. BMC Pregnancy and Childbirth. 2016:275. DOI: 10.1186/s12884-016-1065-y 
  3. Kumar R, Ooi C, Nicoll A. Anal incontinence and quality of life following obstetric anal sphincter injury. Arch. Gynaecol. Obstet. 2012; 285: 591-7. 
  4. Rasmussen JL, Ringsberg KC. Being involved with the everlasting fight: a life with postnatal faecal  incontinence: a qualitative study. Scand. J. Caring Sci. 2009; 24: 108-15. 
  5. Williams A, Lavender T, Richmond DH, Tincello DC. Womens’s experiences after a third degree obstetric anal sphincter tear: a qualitative study. Birth. 2005; 32: 129-36. 
  6. Keighley MRB, An Unspoken Taboo. Friends of Vellore Newsletter, 145 Autumn 2016. 
  7. Docente Curso Actualizado de Sutura Perineal, Shahla Bakhtiari. https://www.cuh.nhs.uk/maternity/overview/maternity-team/midwives/shahla-bakhtiari
  8. RCOG,2018. https://www.rcog.org.uk/en/guidelines-research-services/audit-quality-improvement/oasi-care-bundle/

Add Your Comment