by helena

El año de las matronas, ¿y ahora, qué?…

Este año por primera vez en su historia la Organización Mundial de la Salud declara a nivel mundial el reconocimiento a las matronas por el duro trabajo que realizamos diariamente. Pero ¿de qué manera nos afecta esta celebración, que cambios vamos a observar?

En primer lugar, es importante realizar una toma de conciencia personal y profesional que cada una deberá llevar a cabo. Esta reflexión puede también ser compartida con otras compañeras a nivel local o internacional siendo de gran ayuda la nueva tecnología y las redes sociales.
Por otra parte, es un momento único para que las organizaciones correspondientes y los gobiernos prevean acciones para maximizar nuestro trabajo (Feely 2020).

Existen tres aspectos básicos en la matronería actual en los que deberíamos enfocarnos y derivar recursos:

  • Educación con estándares internacionales, que todas las matronas estudiemos bajo la evidencia y la opinión de los expertos. En este aspecto está incluido no solamente la formación para el cuidado de la madre en la que Helena Eyimi y su equipo trabajan activamente, sino la educación en cómo realizar una examinación eficiente en el recién nacido de pies a cabeza.
  • Desarrollo de la carrera profesional, este punto ha sido desarrollado en el marco de la publicación The Lancet Series on Midwifery (Refrew et al, 2014) donde ha quedado evidenciado la situación de la maternidad a nivel mundial y el trabajo de las matronas en la salud pública. Las matronas estamos en la primera línea del cuidado a las mujeres y somos las primeras en mantener la normalidad e identificar cuándo se complica. El desarrollo de nuestra carrera profesional en la práctica y en el aspecto académico para llegar a todos los aspectos del cuidado a la mujer a nivel físico y emocional.
  • Apoyo a las matronas líderes, necesitamos individuos competentes que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos. El liderazgo debe ser clave para poder defender a la profesión no solo a colocarle en el lugar que le corresponde, pero a defender a las mujeres en las decisiones sobre sus cuerpos ya que están siendo brutalmente atacados por movimientos conservadores. Aún queda mucho camino por recorrer en este aspecto, en España, por ejemplo, una mujer que quiera abortar en Murcia o Galicia tiene que trasladarse a otra comunidad ya que la totalidad de ginecólogos en mesa han abogado por la objeción de conciencia.

El tema de la violencia hacia las mujeres o la violencia obstétrica puede parecer exagerado, sin embargo, la experta en filosofía Kate Manne (2018) declara que este sistema patriarcal no está enraizado en el odio contra las mujeres sino en el control de las mujeres. Martin (2020) lo describe como pequeños abusos diarios y micro agresiones del patriarcado nos colocan en el puesto de “buenas chicas”. Manteniéndoles obedientes al estereotipo cultural de “calladita estas más guapa” Esto tiene un impacto profundo cuando las mujeres decidimos sobre nuestro sistema reproductivo y una implicación tremenda en el parto.

«Las matronas debemos darnos cuenta de la situación de vulnerabilidad en que la mujer se encuentra durante el nacimiento de sus criaturas y saber que es nuestro rol protegerles y hacer que sus necesidades sean escuchadas. Para ello la educación actualizada, el desarrollo de nuestra carrera profesional y el liderazgo es imprescindible».

REFERENCIAS

  1. LONDON SCHOOL HYGIENE TROPICAL MEDICINE
  2. WHO. Executive board designates 2020 as the year of the nurse and midwife. Geneva: who; 2019. http://www.who.int/hrh/news/2019/2010year-of-nurses/en/. Accessed Nov 22, 2019
  1. Manne K. Down Girl. The Logic of Misogyny. New York City: Oxford University Press;2018
  1. Martin K. Giving Birth Like a Girl. Gender and Society. 2003;17(1):55-72
  1. Feely C. (2020) Your call: Let’s shout! The Practising Midwife, January 2020. v23, issue1

Con cariño y admiración,

Helena Eyimi.

Puedes compartir tus opiniones y aportaciones en nuestra página web o en nuestras redes sociales.