Cómo reflexionar sobre lo sucedido

En nuestro trabajo como matronas, podemos encontrarnos con situaciones difíciles que afectan nuestra confianza como profesionales. Cuando nos encontramos con situaciones inesperadas, existen varias formas de reflexión que podemos realizar a posteriori para aprender de ellas.

Los hospitales y otras grandes organizaciones en Inglaterra ofrecen a sus empleados y usuarios estas dos formas de análisis:

1. Debriefing: Una reunión con preguntas sobre lo ocurrido . Especialmente en los casos traumáticos la familia y el equipo multidisciplinar que ha presenciado lo ocurrido realiza una reunión para analizar los hechos y planear mejoras.

2. Reflection: Una declaración por escrito sobre lo ocurrido . En este caso es conveniente utilizar un modelo de reflexión para ordenar las ideas y dar sentido a lo sucedido.

En mi opinión reflexionar y analizar por escrito es una gran herramienta que ayudará a desarrollar tu pensamiento crítico, este artículo te invita a escoger una situación y a escudriñar con cuidado aquel momento.

Te presento el modelo Gibb que me ha ayudado continuamente desde la universidad hasta hoy, este sistema de reflexión escrita es además una terapia al alcance dela mano. Te invito a difundirla y a utilizarlo cuando lo necesite.

El modelo de reflexión de Gibb fue desarrollado por Graham Gibbs en 1988, este sistema ofrece una estructura de enseñanza para aprender sobre nuestras experiencias como profesionales de la salud. Da la oportunidad de analizar detalladamente tanto en las situaciones que han ido bien o por el contrario las que han tenido un mal final.

El modelo Gibb se divide en 6 partes:

1. Descripción de lo sucedido, aquí tienes la oportunidad de describir la situación en detalle.
El objetivo es incluir los puntos claves de lo ocurrido. Responder a estas preguntas te puede servir de ayuda:

¿Qué pasó?
¿Cuándo y dónde sucedió?
¿Quién estaba allí?
¿Qué hiciste tú y que hicieron los demás?
¿Cuál fue el resultado de lo sucedido?
¿Por qué estabas allí?
¿Qué hubieses querido que ocurriese? 

2. Sentimientos y emociones sobre lo sucedido. En este apartado puedes explorar los sentimientos, emociones y pensamientos que tuviste durante lo ocurrido y como han afectado a lo sucedido. Responder a las siguientes preguntas te puede servir de ayuda:

¿Cuáles eran tus sentimientos durante la situación?
¿Cuáles eran tus sentimientos antes y después de lo ocurrido?
¿Qué crees que los demás estaban pensando de lo sucedido?
¿Cómo crees que se sienten los otros ahora sobre lo que ocurrió?
¿Qué estabas pensando cuando esto ocurrió?
¿Qué piensas ahora de lo ocurrido?

3. Evaluación de lo sucedido en ambos lados; Bueno y malo. En este apartado puedes evaluar que funcionó y que no funcionó. Intenta describirlo objetivamente y con toda la honestidad posible. Intenta enfocar ambos lados, incluso si ocurrió un cambio durante lo sucedido. Responder a las siguientes preguntas te puede servir de ayuda:

¿Qué fue lo negativo y positivo de esta experiencia?
¿Qué fue bien?
¿Qué fue mal?
¿Qué hicieron los demás para contribuir a la situación? Positivo y negativ
o

4. Análisis que da sentido a lo que ocurrió. El análisis es un paso donde se da la oportunidad para dar sentido a lo que ocurrió. Hasta ahora te has enfocado en los detalles, ahora es cuando debes extraer el significado de todo el asunto. Debes analizar los diferentes aspectos de que fue bien, mal y preguntarte las razones. Este el lugar idóneo para incluir referencias y literatura académica. Responder a las siguientes preguntas te puede servir de ayuda:

¿Por qué las cosas fueron bien es este asunto?
¿Por qué fueron mal?
¿Qué sentido le doy a lo ocurrido?
¿Cuál es el aprendizaje para mí o para los demás que puede ayudarme a entender esta situación? 

5. Conclusión sobre lo que has aprendido y que habrías podido hacer de manera diferente En este apartado puedes realizar las conclusiones de todo lo que ocurrió. Aquí resumes tu aprendizaje y señalas los cambios y acciones para mejorar los resultados en el futuro. Esta sección debería ser una respuesta espontánea a las anteriores secciones. Helpful questions:

¿Qué has aprendido?
¿Cómo habría podido ser una situación más positiva para todas las personas afectadas? ¿Cuáles son las habilidades que necesito desarrollar para manejar mejor una situación como ésta?
¿Qué más podría haber hecho?

6. Plan de acción. En este paso, planeas qué harías de manera distinta en el futuro ante una situación similar y que cambios te parecen los más apropiados. Puede ser extremadamente útil pensar cómo podrías ayudarte a nivel personal para actuar diferente. En algunos casos simplemente dándote cuenta de lo que ocurrió merece una atención especial es suficiente. Quizá estas preguntas te ayuden a ir más allá:
En el caso de que esto ocurra de nuevo,

¿Qué haría diferente?
¿Cómo voy a desarrollar las habilidades que necesito para ello?
¿Cómo puedo asegurarme de que actuaré de manera diferente la próxima vez?

Add Your Comment